Hipo
Salud y Remedios  
 

¿Cómo funciona el hipo?

Todos hemos estado atormentados alguna vez por el hipo – esas molestas e involuntarias contracciones que puede hacer prácticamente imposible mantener una conversación, comer o incluso hacer las actividades más sencillas. Mucha gente tiene estos hipos desde cuatro a sesenta veces por minuto durante uno de estos ataques, y todo el mundo tiene un específico diagrama de longitud en cada ataque de hipo. El promedio de hipo puede durar desde unos minutos a varias horas, pero algunas personas pueden sufrir episodios extendidos que pueden durar días, meses o incluso años. El hipo que dura más de 48 horas se llama hipo persistente, y si duran más de un mes, se llama hipo intratable.

Ambos tipos pueden causar serios problemas de salud y en algunos casos, la muerte. Para la mayoría de nosotros, los hipos empiezan cuando estamos en el útero materno. Existe la teoría de que los fetos usan el hipo en la respiración antes de que los pulmones se hayan desarrollado por completo. Esto podría explicar porque los infantes prematuros ocupan casi un tres por ciento de su tiempo teniendo hipo. Según nos vamos haciendo mayores, los ataques de hipo van decreciendo. El momento del día donde es más probable que tengamos hipo es por la tarde. Las mujeres pueden tener ataques de hipo más frecuentes durante las dos primeras semanas del ciclo menstrual, por lo que las mujeres embarazadas tienden a tener mucho menos hipo que las que no lo están.

que es el hipo

¿Por qué tenemos hipo? La comunidad científica ha estado debatiendo esto por décadas. Hay varias teorías sobre este tema y la gente ha estado buscando la causa precisa de porqué tenemos hipo, durante muchos años. El físico Galeno en la antigua Grecia teorizó que los hipos son simplemente emociones violentas que empiezan en el estómago e irrumpen en la boca. Esta hipótesis no ha sido exactamente desaprobada, pero desde entonces, hay muchas más teorías.

Sabemos lo que pasa durante un ataque de hipo. Durante la respiración normal, cogemos aire desde nuestra boca y nariz, y fluye por la faringe, pasa por la glotis y entra en la laringe y traquea, terminando en los pulmones. El diafragma, un músculo grande entre el pecho y el abdomen, revisa este movimiento de aire. Se mueve abajo cuando inhalas y arriba cuando exhalas. Los nervios frénicos controlan el movimiento y la sensación del diafragma. Cualquier irritación de estos nervios inducen a un espasmo del diafragma. Estos espasmos causan que una persona tome una corta y rápida bocanada de aire que es interrumpida al cerrarse la epiglotis (lo cual protege la glotis, el espacio entre las cuerdas vocales). Este súbito cierre crea el sonido que todos conocemos por hipo.

Por lo tanto, el hipo es el resultado de los espasmos del diafragma. Pero, ¿qué causa la irritación que lleva al espasmo? Hay solo unos cuantos culpables para el hipo común, los cuales suelen desaparecer pasados algunos minutos. Uno de los principales irritadores es un estomago lleno – el resultado de tragar demasiada comida o aire. Un estómago distendido empuja contra los nervios frénicos del diafragma, aumentando las posibilidades de irritación y por tanto, la aparición del hipo. Un estómago lleno de comida picante eleva las posibilidades de tener hipo.

El exceso de tabaco y alcohol puede causar el hipo. Un cambio repentino en el interior o exterior del estómago también lo puede provocar, como por ejemplo una noche muy fría o el consumo de una bebida muy caliente. También se han demostrado que las emociones – estrés, excitación, etc. – puede ser el catalizador que provoque uno de estos ataques.

Los hipos persistentes e intratables pueden tener consecuencias mucho más serias. Pueden provocar desde ataques de histeria hasta ataques de corazón. Por este motivo, si vemos que el hipo nos está durando más de la cuenta (más de 48 horas), hay que ir rápidamente a un médico. Para casos de hipo más comunes y habituales, hay algunos remedios caseros que podemos poner en práctica para hacerlo desparecer, como veremos a continuación.

Siguiente...

 
 
Salud-y-Remedios.com - Todos los derechos reservados
Friday, 09-Jun-2017 22:56:18 MST