Sangrado nariz
Salud y Remedios  
 

Remedios para el sangrado de nariz

Los sangrados de nariz pueden ir desde un pequeño sangrado hasta algo realmente incómodo y vistoso, pero lo cierto es que no es una cosa de la que debamos preocuparnos. Hay varios remedios caseros muy efectivos para cuando nos sangra la nariz, y suele ser una molestia que no lleva a males mayores. De hecho, aunque pueda parecer que estamos perdiendo una cantidad de sangre, realmente la cantidad es insignificante. A continuación ponemos algunas de las cosas que podemos hacer de una manera rápida y sencilla.

Algodón – Por supuesto, lo primero que se nos viene a la mente cuando sangramos por la nariz es ponernos algo para tapar la hemorragia, y un algodón en lo más útil. Un simple trozo de algodón es una de las cosas que realmente funcionan a la primera. Ponlo en el labio superior contra la encía en caso de una hemorragia nasal. ¿Cuál es el secreto? La localización. Un vaso sanguíneo principal que suministra sangre a la nariz, pasa por el labio superior. Esta presión puede ayudar a detener la hemorragia.

nariz sangrar

Vinagre – Coge un trozo de pañuelo o algodón y mójalo en vinagre blanco. Introdúcelo en la fosa nasal que está sangrando. El vinagre ayuda a sellar la pared del vaso sanguíneo que tiene el problema.

Pan de trigo – El zinc es un nutriente que ayuda a mantener fuertes los vasos sanguíneos del cuerpo. Si se come pan de trigo y arroz marrón, estamos comiendo dos alimentos ricos en zinc. Las palomitas de maíz también contienen zinc por lo que también lo podemos incluir en nuestra dieta si tenemos problemas de sangrado de nariz.

Naranjas y zumo de naranja – Manteniendo en forma los vasos sanguíneos es una de las maneras de prevenir que se rompan tan fácilmente. La vitamina C es necesaria para la formación de colágeno, el cual ayuda a crear la humedad natural de nuestras fosas nasales. Bebe y come alimentos ricos en vitamina C para evitar molestos sangrados.

Agua – El viento seco del invierno y la montaña, puede resecarnos la nariz en ciertas ocasiones. Estar hidratado ayuda mucho. Bebe mucho agua al día, como mínimo 8 vasos diarios, pero alguno más durante los tiempos o lugares más secos.

La sal – La irrigación nasal, comúnmente usada por las personas con alergia para librarse de polvo o partículas molestas, también ayuda a humedecer las membranas nasales. Mezcal un envase de agua con una pizca de sal y remuévelo bien. A continuación adminístralo con un cuenta gotas o de la manera que mejor te venga. Repite esto varias veces al día.

Hay algunos trucos que nos puede ayudar a que nos sangre menos la nariz si realmente tenemos un problema continuo con estos sangrados. Si te sangra con facilidad, resiste la necesidad de tocarla o introducir los dedos, sobre todo después de un sangrado. Hurgarse la nariz lo único que hace es irritarla. Usa un pañuelo o paño suave y debes limpiarla por algún motivo. Evita el tabaco y el humo de otros que están fumando. Estar en sitios muy cargados no nos beneficia en absoluto.

Artículos relacionados

¿Cómo funciona nuestra sangre?

¿Cómo tratar una nariz hinchada?

 
 
Salud-y-Remedios.com - Todos los derechos reservados
Friday, 09-Jun-2017 22:56:19 MST