Tratamiento asma
Salud y Remedios  
 

Tratamiento y prevención para el asma

El campo de batalla más importante para poder controlar tu asma es tu propia casa. Dadas todas las horas que solemos estar en casa, las continuas exposiciones a los elementos que provocan el asma, puede llevarnos a uno de estos ataques en cualquier momento. A continuación, se dan algunos remedios caseros para hacer que tu asma sea los menos molesta posible.

Cuidado con las mascotas - Si eres muy alérgico y ya tienes un historial de asma, tener una mascota en casa nos puede ocasionar algunos problemas. No solamente se trata del pelo del animal, sino los restos de piel que caen del animal en una continua renovación. El animal lame esta piel y quedan restos en la saliva, los cuales son un elemento alérgico de consideración. Aparte de esto, tener un animal es una gran responsabilidad, por lo que nunca podemos tener uno durante cierto tiempo para después abandonarlo a su suerte. Se deben pensar las cosas antes con objetividad, y si nuestra alergia no va a permitir que sigamos con nuestra mascota, es mejor no tenerla desde el principio.

Afortunadamente, tomar algunas mediadas con sentido común te puede permitir coexistir con tu mascota sin problemas. No permitas que el animal entre a tu dormitorio. Si tu mascota entra en el dormitorio durante el día, esta piel muerta permanecerá durante horas. Si tienes cualquier contacto directo con el animal, lávate las manos a continuación. Si estás en un contacto continuo, al menos mantén la cara alejada.

asma enfermedad

Elimina los ácaros – En el polvo común que tenemos en casa, abundan los ácaros, y también las heces y cuerpos muertos de estos microscópicos insectos, los cuales son uno de los principales culpables de los ataques de asma alérgica. Están en todas partes en nuestra casa, aunque prefieren el dormitorio porque se alimentan de la piel muerta que vamos dejando constantemente. Limpiar el polvo de casa, o al menos reducir la cantidad, hará que se reduzcan las posibilidades de tener asma. Algunos consejos para tener en cuenta cuando limpiamos el polvo en casa, son los siguientes:


  • Lava las sabanas en agua caliente al menos una vez a la semana, y lava las cubiertas de las almohadas dos veces a la semana.
  • Intenta usar almohadas de poliéster en lugar de almohadas de plumas. Hay  cubiertas que cogen menos polvo y son ideales para las personas con asma.
  • Evita amontonar y archivar papeles y libros, ya que cogen mucho polvo en muy poco tiempo.
  • Evita las alfombras, las cuales no son fáciles de limpiar. Lo mejor es no poner nada en el suelo, y así facilitarnos la limpieza de la casa y la desaparición del polvo.
  • Ponte una mascarilla sobre la boca y la nariz cuando hagas limpieza en casa, y deja las habitaciones por un rato cuando hayas acabado de limpiar.
  • Ten en casa un humidificador e intenta mantener cierta humedad en la casa, sobre todo en primavera y verano.

Cuidado con las esporas – No importa cuanto hayas limpiado, las esporas están continuamente en el aire y estamos siempre inhalándolas a cada bocanada de aire, lo cual puede conmutar un episodio de asma. Hay algunas cosas que podemos hacer para aliviar este problema:

  • Mantén las ventanas cerradas,  ya que estas esporas pueden entrar directamente por la ventana incluso con las persianas bajadas.
  • Intenta mantenerte alejado de los áticos, sótanos y otros sitios donde se pueden acumular esporas.
  • Revisa que el baño no se forma moho, que es una consecuencia directa de estas esporas. Ponte una mascarilla cuando hagas esta comprobación. Examina los armarios periódicamente para comprobar si el moho no está apareciendo en nuestro calzado.
  • Si tienes aire acondicionado, hay que revisar de vez en cuando los filtros. Lo mismo pasa si tenemos humidificadores o vaporizadores.

Evita el polen – El polen es liberado cuando las plantas están floreciendo: los árboles en primavera, la hierba a principios de verano, etc. Al ser prácticamente imposible escapar del polen, debemos tomar precauciones para intentar estar expuestos lo menos posible. Evita cortar la hierba o estar en la calle cuando lo están haciendo otras personas. Intenta mantener las ventanas cerradas lo máximo posible (el polen se puede colar por las persianas). Si has estado en la calle y expuesto al polen, una vez que llegues a casa, quítate la ropa y lávala (o al menos pásale una aspiradora). A continuación, date un baño o una buena ducha sin olvidarse el pelo.

En la siguiente y última parte del artículo para tratar el asma, veremos algunos consejos para prevenir su aparición desde un principio.

«  Anterior       Siguiente  »

 
 
Salud-y-Remedios.com - Todos los derechos reservados
Friday, 09-Jun-2017 22:56:20 MST